1, 2, 3, productivo otra vez

Pereza

Uff, otra vez lunes. Te pesa el cuerpo más de lo normal y te cuesta salir de la cama varios minutos después de haber parado el despertador. Destellos fugaces del fin de semana pasan por tus ojos recordándote que faltan todavía 5 días de trabajo para volverlo a disfrutar.

Arrastrando los pies sales de la habitación y, en un ataque de multitarea, mientras bostezas y te rascas la barriga, piensas que te gustaría ser un mago y chasqueando los dedos decir: 1, 2, 3, productivo otra vez. Y en un momento tener tu cuerpo y tú mente al 100% para enfrentarte a una semana de trabajo. La magia no existe pero pequeños cambios en tus hábitos te pueden ayudar. Sigue leyendo para descubrirlos.

1) No pienses en el lunes y disfruta del domingo como si fuera un nuevo sábado

Si estás de escapada no vuelvas pronto pensando en el lunes. Aprovecha las horas de descanso y cuando llegues a casa ya te preocuparás.

2) Aprovecha las últimas horas del domingo para prepararte

Ahora ya has vuelto a casa. Es última hora del domingo y ya puedes empezar a pensar en lo que te espera el lunes. Es el momento de cambiar la percepción negativa iniciando los preparativos de la semana. Por ejemplo;

  • Cosas de casa:
    • Revisa tu nevera para la semana y planifica tus comidas y cenas. En mi caso, al mediodía todos comemos fuera de casa, pero las cenas de la noche las llevo sincronizadas con el menú del colegio
    • Hazte el bocadillo del desayuno. O mejor, haz bocadillos para toda la semana y déjalos congelados. Solamente tendrás que sacarlos la noche anterior.
    • Prepárate la ropa del día siguiente: así por la mañana no tendrás que pensar
  • Cosas del trabajo:
    • Si utilizas la metodología GTD para gestionar tu tiempo, el domingo por la noche es un buen momento para hacer una revisión rápida a tus tareas pendientes y realizar una preselección de las tareas principales que vas a realizar el lunes por la mañana. De nuevo, estás ganando un tiempo precioso al no tener que pensar y poder ejecutar en cuanto llegues al trabajo.

3) No te vayas a dormir excesivamente tarde

El fin de semana ya ha terminado. Si has trasnochado el sábado ahora es el momento de recuperarse para la semana laboral.

4) Ponte la alarma 30 minutos más tarde

Genial ¿ no ? Es el tiempo que habrás ganado si has realizado el punto 2)

5) Haz tu rutina matinal

Incluyen una ducha y sustancias productivas para estar bien despierto y con las pilas cargadas.

6) Trabaja pensando en la vuelta a casa y en el merecido descanso

Cuando estés volviendo te recomiendo usar la técnica de desnudarte mentalmente tal y como describo en este post.


¿ Qué tal tu lunes ? Si has seguido mis consejos, deja un comentario y me explicas si te ha ido bien.

Foto: Da pereza por Alex Lanz con licencia CC BY-NC-ND 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *