1000 (improductivas) maneras de morir: #237 la multitarea

Hay muchas maneras de matar tu productividad. Sigue leyendo para descubrir una nueva.

Manera #237: la multitarea (multitasking)

Me levanto en modo zombi y sigo mi rutina matinal: directo a la cafetera. Mientras se calienta, cojo el móvil y empiezo a mirar correos y notificaciones: el face, el wasap, el twitter …. POP, vuelvo al mundo real. La cafetera se ha desconectado así que la vuelvo a encender. Pongo a calentar la leche en el micro y vuelvo a coger el móvil. Me lío ahora con los feeds … PI PI PI PI el micro me reclama su atención. Miro el reloj. Han pasado 15 minutos y todavía no me he tomado el café. ¿ Pero qué me está pasando hoy ? Sigo con mi rutina matinal y consigo despertarme del todo debajo de la ducha, saliendo disparado hacia la oficina.

Este ejemplo seguramente os sonará: sin darnos cuenta nos convertimos en seres multitarea, incapaces de concentrarnos más de unos segundos en lo que estamos haciendo. Y la multitarea mata … la productividad. Porque esta situación nos puede afectar en mayor o menor medida en nuestro plano personal. Pero, ¿ qué pasa con la productividad laboral ? Los resultados podrían ser catastróficos.

Productividad laborar y multitarea

Efectivamente, la productividad laboral no se lleva muy bien con la multitarea. Eso se le da bien a los sistemas operativos, pero no a los seres humanos. El precio que pagamos por un cambio de contexto, una distracción o por intentar hacer más de una cosa a la vez es muy alto: no nos va a ser posible retomar la tarea que inicialmente estábamos realizando con la misma energía. Si por ejemplo estamos escribiendo un informe, llega una notificación de correo y nos vamos directamente a la bandeja de entrada, sin haber dejado el informe en un punto controlado (por ejemplo, habiendo acabado una sección del mismo) seguro que nos vamos a liar: leemos el correo, nos cabreamos porque nos acaba de caer un marrón, buscamos correos adicionales para intentar esquivarlo … al cabo de 30 minutos volvemos a nuestro informe y … ¿ sobre qué estábamos escribiendo ?

Remedio: la técnica del semáforo

Además de las técnicas para evitar las distracciones que ya he ido explicando en otros posts, es importante saber autocontrolarse para no abandonar la tarea actual por otra que nos pueda parecer más atractiva, más interesante o porque sencillamente llame nuestra atención desde un popup. Yo me imagino un semáforo en rojo, y literalmente, hay veces que espero sin hacer nada. Algunas aplicaciones que uso en el trabajo pueden tardar unos segundos en cargarse. Es un tiempo muy tentador, que puede dar para echar un vistacito al correo. Para reprimir la tentación me imagino un semáforo en rojo, que hace que no pueda cambiar de aplicación mientras no se ponga en verde. Los segundos van pasando. Aprovecho para mirar por la ventana y así relajar los ojos. La aplicación se carga, mi semáforo se pone en verde y puedo continuar trabajando. Solamente he perdido unos segundos. Seguro que ponerme a husmear en el correo me hubiera llevado a la perdición.

Mindfulness, o dedicar plenamente nuestra conciencia

La reducción del estrés mediante la plena conciencia es una técnica creada en la escuela de medicina de la Universidad de Massachusets. Basada en las técnicas de atención plena del budismo, busca conseguir bienestar para diferentes dolencias y, en particular, se puede aplicar como técnica de productividad. Sin duda los antiguos sabían de lo que hablaban: nada mejor que dedicar tu plena conciencia a una tarea para finalizarla en tiempo y con éxito.

¿ Qué dice nuestro refranero ?

Tiremos del sabio refranero para conocer qué pasa por hacer dos cosas a la vez. A ver … Al que asa dos conejos a la vez, uno se le quema. En fin, que tengo razón.

Deja un comentario si conoces más maneras de morir de improductividad.

Aclaración: Mil maneras de morir es un programa de tono irónico emitido en LaSexta sobre formas absurdas en las que han muerto varias personas. Cada forma de morir viene marcada con un número de la forma #NNN

Núcleo muy productivo

Este post pertenece a la serie #nucleomuyproductivo que empezaba con mi post (irónico) sobre cuales eran las 5 técnicas principales para ser más productivo. #nucleomuyproductivo también incluye posts sobre la multitarea, las interrupciones, descansar entre tarea y tarea, usar tus contextos y premiarte.

Foto: Studio Various & Gould

2 respuestas en “1000 (improductivas) maneras de morir: #237 la multitarea

  1. Carmencita

    Que me dices de la multitarea cuando de repente el reloj marca las 20:00 h, tu hijo de 10 años se le ha olvidado que tiene que entregar una copia de 2 hojas que ha de pasar al ordenador (apenas sabe ni la distribucion de las letras del teclado), tu hija con un dictado pendiente y la cena por preparar……

    1. David Autor de la entrada

      @Carmencita, muchas gracias por tu comentario. Las mismas técnicas de productividad laboral que comentamos en el blog en parte se pueden aplicar también en casa. Seguro que lo has podido gestionar muy bien. Como en un futuro quiero tocar también el tema de la gestión en casa te pediré consejo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *