1, 2, 3, productivo otra vez

Pereza

Uff, otra vez lunes. Te pesa el cuerpo más de lo normal y te cuesta salir de la cama varios minutos después de haber parado el despertador. Destellos fugaces del fin de semana pasan por tus ojos recordándote que faltan todavía 5 días de trabajo para volverlo a disfrutar.

Arrastrando los pies sales de la habitación y, en un ataque de multitarea, mientras bostezas y te rascas la barriga, piensas que te gustaría ser un mago y chasqueando los dedos decir: 1, 2, 3, productivo otra vez. Y en un momento tener tu cuerpo y tú mente al 100% para enfrentarte a una semana de trabajo. La magia no existe pero pequeños cambios en tus hábitos te pueden ayudar. Sigue leyendo para descubrirlos.

Continuar leyendo