El asistente GTD cognitivo. Parte I: introducción

La era de lo cognitivo ya ha empezado. Sin embargo, yo me levanto cada día a la misma hora. Mi vida no ha cambiado y mis tareas son las mismas. ¿ Qué le podemos pedir a esta nueva era para tener más productividad, para tener productividad cognitiva #procog ?

El objetivo de esta serie de posts no es implementar una herramienta GTD cognitiva ( bueno, o tal vez sí, yo me atrevo 😉 sino mostrar las características que un asistente así podría tener bajo mi punto de vista, y las ventajas de poderlo usar en nuestro día a día.

Aunque son varios los autores que han generado FUD respecto al uso de la inteligencia artificial y los robots creo que no debemos alarmarnos por el momento. Los robots son más eficientes que los humanos por lo que es seguro que van a sustituirnos en diferentes ámbitos de la vida, muchos más de en los que actualmente ya lo hacen. Donde yo vivo hay lineas de metro sin conductor. De igual forma, Google y otros fabricantes de automóviles ya tienen prototipos de coche sin conductor. Esta tendencia seguro que se va a afianzar en los próximos años.

Por otra parte, dicen que nuestros hijos trabajarán en profesiones que todavía no existen. Se me ocurre piloto profesional de drones de carreras, tema que está de actualidad. En cualquier caso, los humanos nos tendremos que levantar y hacer nuestras tareas, así que nunca nos vendrá mal la ayuda de la ciencia.

En la actualidad, un asistente es una app a la que puedes hacer preguntas y usar con comandos de voz. Un asistente GTD cognitivo no hace mis tareas, pero sí debe:

  • entender el lenguaje natural (escrito o hablado)
  • aprender de forma automática de mis hábitos

El tratamiento del lenguaje natural no es nada nuevo. Google lo utiliza para saber que un correo de Gmail es una reserva (de vuelo, de hotel) y nos lo ofrece entonces con una interficie visual más enriquecida. Si nuestro asistente fuera capaz de entender nuestras tareas a lo mejor le podría introducir lo siguiente: llamar a Juan entre el 22 y el 25 de marzo por la mañana. Y él solito se podría encargar del resto:

  • fecha: 22, 23, 24, 25 de marzo
  • contexto: @phone
  • contacto: @juan
  • hora de aparición en mi lista: 9 am

Respecto a mis hábitos, el asistente debería tener un módulo de aprendizaje asistido. De esta forma sería capaz de aplicar un modelo predictivo para recomendarme, en una determinada hora del día, qué tarea de mi lista puedo realizar de forma más efectiva.

Aunque parezca ciencia ficción, ya sabéis que no lo es porque estas tecnologías ya están disponibles y no son difíciles de utilizar.

En los próximos post de esta serie iré desgranando las características que me gustaría que tuviera mi asistente #procog. No os los perdáis.


 

Si el contenido te ha parecido interesante deja tu opinión en un comentario.

Foto de Scan by de:Benutzer:Summi edited by "Wolfgang" - Bilz, Friedrich Eduard (1842–1922): Das neue Naturheilverfahren (75. Jubiläumsausgabe), 1894., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=591412

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *